¿La Primera Consulta de Abogado Gratis?

consulta abogado gratis online
¿Debe ser gratis la primera Consulta de Abogado?

No cabe duda de que Internet nos ha cambiado la vida. Uno de estos cambios poco mencionados y no por ello menos importante es la transparencia. Es decir la posibilidad de comparar todo, desde las características de tu posible recambio para el coche, los precios de los hoteles en tu próximo destino de vacaciones…hasta las prestaciones y tarifas de los profesionales que necesites.  En este marco,  y en nuestras conversaciones diarias con abogados nos dieron la idea de este artículo: ¿debe ser la primera consulta de abogado gratis?

Tabla de Contenidos

Ojo, no somos abogados nosotros mismos, con lo que obviamente debes tomar con pinzas lo que más adelante te exponemos, pero al mismo tiempo la verdad es que aquí principalmente resumimos y compartimos opiniones de abogados como tú, su opinión y experiencia en la materia.

Existe un dilema considerable para los letrados : por un lado quieren conseguir nuevos clientes pero, al mismo tiempo, también quieren que se les pague por sus servicios. Veamos a continuación los pros y contras de la primera consulta jurídica gratis. 

 

Una de las Primeras Decisiones de tu Carrera

No cabe duda de que saber si vas a cobrar o no por tu primera consulta con tus clientes es seguramente una de las primeras preguntas que te habrás hecho al iniciar el ejercicio de la profesión. A lo mejor incluso es una pregunta que te has replanteado en distintos momentos de tu carrera ya que obviamente las circunstancias cambian y también lo hace tu cartera de clientes como es lógico. Y ahora que las consultas legales cada vez se hacen más online, obviamente existe una nueva oportunidad.

Desde Mi Bufete Virtual, lo que sí entendemos es que un abogado más joven y que todavía no rechaza clientes quizás se vea más necesitado de captar nuevos clientes y por lo tanto considere ofrecer una primera consulta gratuita con el fin de presentar a sus posibles clientes, demostrarles su capacidad y conocimientos jurídicos antes de solicitar dinero alguno. Es sin lugar a dudas una opción muy defendible, “no me conoce nadie” y “necesito hacer cartera”, “si se quedan contentos con nuestra primera consulta legal ya nos contratarán y les podremos solicitar nuestra provisión de fondos para llevar el caso”. En este caso se percibe la primera consulta como un generador de leads (leer clientes potenciales)  para el despacho. Este mismo planteamiento es perfectamente válido para un bufete de cierta experiencia pero que acaba de perder un cliente importante y necesita captar nuevos clientes para mantener su nivel de ingresos.

Para vender tus servicios legales, tienes que conseguir que tus clientes potenciales abran la puerta físicamente o virtualmente, necesitas reunirte con quien se interese por ti para confirmar por tu parte también si son clientes interesantes para el despacho.

 

¿Echar Atrás a Clientes por Cobrar tu Primera Consulta de Abogado?

Es innegable que si anuncias alto y claro en tu página web o cualquier otro lugar donde aparezca el nombre de tu despacho jurídico que estás cobrando por tu primera consulta , la mayoría de las personas que lean tu planteamiento no se reunirán contigo

Pero hay que reconocer también que al no cobrar tu primera consulta legal, te encuentras más libre a la hora de decidir si coger el caso presentado por tu cliente. Es decir que entendemos que resulta más difícil decirle a un cliente que ya nos haya pagado una consulta que no vamos a ocuparnos de su caso posteriormente. En este caso, cabe esperar por nuestra parte que al menos le recomendemos a un compañero de profesión que le pueda ayudar.

 

La Primera Consulta Gratuita no es Valorada

Uno de los mayores problemas que encuentran los abogados que ofrecen una primera consulta gratis es conseguir validar la seriedad de sus clientes. Y es que te puedes enfrentar básicamente a 2 perfiles que no te interesan para nada.

El primero es aquel que va por ahí tocando todas las puertas que ponen “gratis”…es decir gente que se preocupa más por no pagar que por resolver el problema para el que ha venido a consultarte. Este tipo de clientes suele consultar muchísimos profesionales (¡claro ya que es gratis!)  Esta gente te hará perder mucho tiempo…y lógicamente dinero también. Es gente informal que no aparece en las reuniones a pesar de tener mucho más tiempo libre que tú y no respeta ni valora el tiempo de los demás…Van a lo que van que es consultoría legal gratis ¡Esta gente no te pagará ni la primera consulta ni ninguna posterior, sencillamente porque no pagan a nadie! ¿De verdad quieres tenerles como clientes para tu despacho?

El segundo tipo de clientes es gente que quiere la primera consulta jurídica gratis porque no se fía de nadie y por lo tanto necesita ver a 12 abogados distintos para que le ayuden a enfocar su divorcio, y pase lo que pase irá a consultar a más gente ya que no sabe si fiarse de tí. No te lo tomes como un tema personal, pasará lo mismo con el siguiente letrado con el que se entreviste.

primera consulta abogado gratis
Mi Bufete Virtual NO Recomienda la Primera Consulta de Abogado Gratis

El Marketing de No Cobrar

Al cobrar la primera consulta, evitas también tener que hacer un discurso de marketing y ventas durante tu primera reunión y te puedes centrar en el problema del cliente más que en cómo convencerle (si es que el caso te interesa) de porque contratarte a ti para llevar su caso. 

Adicionalmente, muchos letrados nos comunican que en muchas ocasiones, el cliente puede resolver su problema con una sola consulta sin volver a tu bufete nunca. ¿Sigues convencido de que tienes regalar la primera consulta de abogado gratis? ¿De verdad vas a regalar tus conocimientos juridicos, tu aprendizaje tras x años de oficio, tu carrera universitaria, y el estrés de la profesión?

Por si aporta algo sobre el asunto, en Mi Bufete Virtual, ofrecemos siempre una primera consulta o demo de 30 minutos gratuita para cualquiera que se interese en nuestras soluciones, en la digitalización de la abogacía o simplemente en nosotros. Ponlo así, tenemos siempre 30 minutos para cualquiera que quiera hablar con nosotros una vez. A partir de ahí, sea para contratar alguno de nuestros servicios de marketing online, de páginas web o paquetes, o incluso servicios de consultoría en digitalización, casi siempre entramos en soluciones de pago. Nos parece razonable: disponibles y entregados a la cosa sí, pero profesionales que venden productos y soluciones tecnológicas también.


La Pérdida de Casos que Conlleva No Cobrar

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de decidir si cobrar o no a tus clientes es la ética. Y es que si en un caso de divorcio por ejemplo has escuchado a alguna de las parte, por motivos éticos no podrás trabajar para la otra parte tras haber mantenido tu primera reunión con la parte contraria. Si la primera consulta fue gratuita y el cliente no contrata tus servicios por el motivo que sea no solamente has trabajado gratis sino que encima te limitas tu mismo para trabajar con nueva clientela.


¡Tu Tiempo Vale Dinero, Cóbralo!

Como profesional, no pierdas de vista lo siguiente: ¡tu mayor activo son tus conocimientos, y lo que facturas es tu tiempo … ¡Cóbralo!

A lo mejor a ti te habrá pasado algo distinto, pero lo normal es que si vas al médico generalista para que te haga un diagnóstico, tengas algo o no tengas nada, dure la consulta 5 o 35 minutos, el médico te cobrará sus honorarios. Más claro incluso es el caso del taller mecánico o la peluquería, donde a nadie se le pasa por la cabeza no pagar su primer corte de pelo o su primer cambio de aceite.

Y  por último, sin caer en la arrogancia, creemos que es vital que valores tu tiempo y te valores a ti mismo como profesional, ya que otra vez son tus mayores activos!


Conclusión

Mi Bufete Virtual te recomienda cobrar por tu primera consulta en casi todos los casos, pero con algunos matices que ahora detallamos.

El primer matiz quizás consista en ofrecer la deducción sistemática del importe de la primera consulta del importe final de la minuta derivada de dicha consulta inicial, en caso de que la hubiese. Al final tus honorarios son los que son, sin importar el modus operandi de los cobros o “política comercial” de tu despacho (precio de la primera consulta, solicitud o no de provisión de fondos, importe final de minutas,etc.).

El segundo matiz consiste es saltarte el paso del cobro de la primera consulta y ofrecer gratuidad para nuevos clientes que te vengan recomendados por terceros ya clientes del despacho, en especial cuando se trata de empresas, donde parece lo habitual.

El tercer matiz es ofrecer una tarifa algo reducida por tu primera consulta como reclamo inicial, con el fin de brindar a tu bufete la oportunidad de captar nuevos clientes. Es un planteamiento totalmente opcional pero que suele dar sus frutos.  El compromiso inicial que supone el desembolso para el cliente se mantiene, con lo cual pensamos cubrir el principal objetivo del cobro.

Finalmente, creemos que lo más importante es que tengas una gestión proactiva de tu despacho. Internet te permite hacer muchas cosas con mínima inversión. ¡Aprovecha estar más online para crear esas oportunidades!

Suscríbete a Nuestro Boletín Semanal para Letrados.

Semanalmente te remitiremos información de actualidad e interés general sobre el ejercicio de la abogacía online. También te proporcionaremos contenidos con consejos que te puedan ayudar a posicionarte en Internet y….¡ encontrar a los clientes que se merece tu despacho!